MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La mitad de la población española prefiere no relacionarse con personas con problemas de salud mental y el 65% rechaza convivir con este colectivo, según el informe de ‘The Lancet’ sobre estigma y discriminación en salud mental elaborado por la cátedra de la Universidad Complutense-Grupo 5, presentado este miércoles en la facultad de Psicología de esta universidad.

Elaborado a partir de más de 2.700 encuestas a ciudadanos anónimos y de entrevistas a personas con problemas de salud mental, discapacidad intelectual y sin hogar y a expertos del sector, el estudio señala que el 40% de los entrevistados no quieren que sus hijos traten con compañeros con este diagnóstico. Uno de cada tres tampoco entablarían una relación de amistad con estas personas.

Asimismo, sostiene que el 100% de la población española tendrá algún tipo de contacto con los trastornos de salud mental a lo largo de su vida, ya sea de forma directa o por algún familiar cercano.

De acuerdo con este trabajo, uno de cada cuatro encuestados convive con una persona con problemas de salud mental, y el 64% afirman conocer a una persona con estos problemas en su entorno.

De hecho, más del 96% de los participantes no mostraron rechazo a hablar de estos temas, aunque siguen empleando un lenguaje «estigmatizante». Debido a ello, a veces se confunden trastorno mental y discapacidad intelectual.

Por otro lado, el 68% de los encuestados opinan que los medios de comunicación deberían informar del diagnóstico relativo a la salud mental cuando la persona comete un delito, pese a que ello «vulnera las leyes de protección de datos».

Como dato positivo, el 78% de los encuestados creen que se necesitan mas campañas informativas y de sensibilización sobre el abordaje de la salud mental, y un 67% no se oponen a que abran centros especializados en sus barrios.

Quizás también te interese:  Investigadores españoles evalúan la eficacia de las células madre para evitar secuelas tras un ictus