MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La Asociación Igualar está de aniversario. Fundada el 8 de agosto de 2008, esta entidad cumple 15 años dedicada a la organización de actividades de ocio y tiempo libre para personas con y sin discapacidad, a fin de que compartan experiencias y juntas logren una sociedad más igualitaria e inclusiva. Ese es el objetivo y su estrategia pasa por la «integración a la inversa».

El presidente de la asociación, Ion Goikoetxea, explica en una entrevista con Servimedia que «la idea es diseñar actividades y propuestas de ocio pensadas para personas con discapacidad en las que también puedan participar quienes no tienen esta condición». «Un poco al revés de lo que ocurre en la vida ordinaria», bromea.

Se trata de pensar en la discapacidad desde el principio para no tener que introducir adaptaciones y arreglos sobre la marcha. «De este modo, nuestra asociación se abre a todo el mundo», resalta.

Las personas con discapacidad realizan viajes, paseos, rutas de senderismo y otras muchas actividades que han sido diseñadas en función de sus necesidades; quienes no lo son disfrutan de estas mismas experiencias y, además, se llevan la satisfacción de «ayudar a que sus compañeros visiten lugares y vivan aventuras a las que, de otro modo, les resultaría muy difícil acceder». «Es el placer de colaborar».

PRIMEROS PASOS

Tal fue la convicción que animó a los primeros socios de Igualar. Fueron diez personas con discapacidad y otras diez sin ella, que decidieron ponerse manos a la obra. «Nuestro propósito original era levantar un albergue totalmente accesible para cualquier tipo de discapacidad», recuerda Ion, donde «nuestros socios pudiesen disfrutar de la naturaleza y de oportunidades de ocio».

Quizás también te interese:  España participa en un proyecto educativo europeo contra el antisemitismo

Dicha iniciativa se completaría con cursos y talleres para que docentes, camareros, profesionales del turismo y de otros sectores conociesen la discapacidad y aprendiesen sobre las necesidades de estas personas.

«Muchos de los socios de entonces trabajábamos en el Grupo Social ONCE o en otras entidades del sector», apunta, «por lo que podíamos ofrecerles los recursos y la formación necesarios». «Arrancamos con una excursión a Rascafría para la Asociación de Profesores y Estudiantes Ciegos de Andalucía en la Semana Santa de 2009». «Ese mismo año, celebramos un campamento de verano dirigido a jóvenes» y otra estancia en la Alberca (Salamanca).

Desde entonces, a excepción del año de la pandemia del coronavirus, la Asociación Igualar no ha parado de crecer. Con una media de 1.500 beneficiarios directos al año, organiza viajes a territorio nacional e internacional, rutas de senderismo, fines de semana temáticos, visitas culturales, paseos, campamentos para jóvenes, actividades infantiles y jornadas urbanas, entre otras.

De ello se ocupan los departamentos de Viajes, de Senderismo, Paseos y Jornadas y de Jóvenes; según detalla Ion. «Tenemos también un departamento de sensibilización, que organiza charlas, talleres y acciones divulgativas en colegios y en la calle, así como una sección que ofrece formación en empresas y universidades, y otra más de comunicación». «Estimamos que de este modo, unas 10.000 personas cada año conocen algo más sobre la realidad de sus vecinos con discapacidad».

VOLUNTARIADO Y MIRAR AL FUTURO

Mención a parte merecen los voluntarios que colaboran con la asociación –54 en la actualidad–, que «somos todos los implicados en que esta pueda llevar a cabo sus actividades», indica Ion. «Algunos le dedicamos los siete días de la semana y otros participan en un par de actividades al año», puntualiza. Todo depende de la disponibilidad de cada cual, su especialización y la adecuación de sus habilidades a las necesidades del momento (carnet de conducir, experiencia con niños…).

Quizás también te interese:  El 45% de la población española padecerá algún trastorno grave del sueño

Sin embargo, «sí procuramos ofrecer oportunidades a todos los interesados», aclara, pues «aquí lo que funciona es el boca a boca, el amigo a amigo». «Así es como hemos ido ganando socios y diversificando propuestas, para atender también las sugerencias de nuestros usuarios».

Señaló que en lo que va de 2023, «llevamos ya 33 actividades y cerca de 500 participantes». Para finales de año, la previsión es llegar a 1.500 usuarios, sean o no sean socios, tengan o no discapacidad.

Se trata en suma de favorecer la inclusión mediante «la formación, la sensibilización y el conocimiento mutuo» que el ocio y los momentos de diversión compartidos proporcionan. «Con estas metas nació Igualar y en ello seguimos trabajando «, subraya su presidente, que junto con su esposa Helena lleva en la dirección desde el principio.

Por eso, la asociación prepara una fiesta de aniversario el próximo 23 de septiembre en el Hotel ILUNION Suites de Madrid. «Queremos reunirnos para festejar todos juntos y mirar hacia adelante. No renunciamos a la puesta en marcha de ese albergue-observatorio que fue nuestra primera idea», confiesa Ion, pero junto a él, «nos proponemos nuevos retos».

Estos pasan por una mejor formación de los voluntarios, mayor profesionalización y la creación de nuevos departamentos. Todo en pos de esa «integración a la inversa de la que hablamos», para que personas con y sin discapacidad disfruten de una verdadera inclusión.