MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El campeón mundial de fútbol Andrés Iniesta es el protagonista del cuarto episodio de la campaña ‘Tenemos que hablar de esto’, lanzado por el Consejo General de la Psicología (COP) con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebrará el martes. Iniesta reconoce ahí que «no le veía el final a la depresión» y afirma que sigue acudiendo a la psicóloga para manejar sus emociones.

Así lo anunció este viernes el COP en un comunicado en el que recordó que, tras sufrir una depresión en 2009, el deportista «no dudó en contar su historia» y relatar cómo, «gracias» a las intervenciones de profesionales de la psicología, «pudo afrontar este episodio y recuperar las riendas de su vida».

«A día de hoy, el centrocampista manchego continúa yendo a la psicóloga y hablando de ello con naturalidad», según precisó el Consejo, al tiempo que subrayó que el objetivo de esta campaña es «sensibilizar» sobre la salud mental y la «necesidad» de acudir a profesionales de la psicología «colegiados y formados» para su «atención y cuidado».

En concreto, en este capítulo el propio Iniesta, el presentador Javi Martín y la psicóloga Noelia Morán dialogan sobre la depresión, el «efecto» que este problema de salud mental tuvo en su vida y cómo su psicóloga le proporcionó las «herramientas» para «afrontarla y superarla».

EL COSTE DE LA DEPRESIÓN

Tras puntualizar que, según la OMS, la depresión es un trastorno que en el mundo afecta a alrededor del 5% de los adultos, el COP agregó que, junto a la ansiedad, «provoca» la pérdida anual de 12.000 millones de días laborales a un coste de 949.095.000.000 euros en pérdida de productividad a nivel mundial, según esta agencia de la ONU.

Quizás también te interese:  La soledad no deseada afecta al 13,4% de los españoles y su coste es de 14.141 millones de euros anuales

Por su parte, en España se consumen más de dos millones de ansiolíticos y mueren 11 personas por suicidio a diario, mientras otras 200 lo intentan, y, según datos provisionales del INE, en 2022 fallecieron por esta causa 4.097.

Asimismo, el «coste» de la depresión se sitúa en unos 5.000 millones de euros al año y las pérdidas de productividad causadas «fundamentalmente» por bajas representan el 67% del mismo, siendo la depresión el motivo «más frecuente» de incapacidad laboral temporal de más de 15 días, con una duración media de 167,9 días, según datos del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

«Sabemos, además, que hasta el 60% de las ausencias al trabajo que se producen al año están ocasionadas por situaciones de estrés y que el acoso escolar causa problemas psicológicos en el 90% de los niños que lo sufren», abundó, para criticar que, ante estas cifras, el sistema nacional de salud sólo cuenta con «apenas» seis psicólogos por cada 100.000 habitantes, frente a los 18 de la Unión Europea o los 26 de la OCDE.

NO HAY RECETAS MÁGICAS

Además, denunció que «no se incluye» la figura del psicólogo en las escuelas e institutos y «no hay, ni de lejos, suficientes profesionales de la psicología en los Servicios Sociales».

En este contexto, advirtió de que la «combinación» de «falta» de recursos, «abuso» de los tratamientos farmacológicos, «ausencia» de una ley de publicidad sanitaria que regule el sector e «incremento» de la demanda de atención psicológica, «han hecho que proliferen ofertas de cuidado y desarrollo personal que prometen ayudar con recetas mágicas, pseudoterapias o soluciones fáciles a quienes necesitan apoyo psicológico o quieren encontrarse mejor».

Quizás también te interese:  Más de 300 personalidades de la cultura, la sanidad, la economía y la abogacía, entre otros sectores, piden el voto para las formaciones progresistas

A su juicio, estas ofertas «entrañan un riesgo grave» para la salud, puesto que quienes ofrecen estos servicios «no cuentan con la titulación, garantías, ni conocimiento para realizar intervenciones relacionadas con el bienestar y la salud psicológica». «Son, principalmente, «ayudólogos» que, bajo distintas etiquetas, ofrecen sus servicios sin tener las competencias exigidas por las autoridades sanitarias para atender estos problemas y situaciones», resolvió.