MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

Iberdrola anunció este viernes que ha superado ya los 5.000 puntos de recarga en España, un hito que «refuerza su posición como la red de recarga pública más extensa» del país tras sumar más de 200 cargadores al mes durante 2023.

Junto a estos 5.000 puntos ya operativos, la energética informó de que hay 3.000 puntos más en construcción y 2.000 adicionales a la espera de trámites administrativos.

En la actualidad, la red de Iberdrola cuenta con el mayor número de puntos de recarga rápidos y ultrarrápidos –puntos entre 50 y 400 kilovatios (kW)– de España, con más de 1.500 repartidos por toda la geografía nacional. Las estaciones rápidas permiten cargar la mayor parte de la batería entre 20 y 30 minutos mientras que, en las ultrarrápidas, el tiempo disminuye hasta un intervalo entre los 5 y los 10 minutos.

El desarrollo de la red de movilidad se extiende también al ámbito privado con más de 26.000 puntos instalados, incluyendo empresas, entre las que destacan acuerdos con Mercadona, Telefónica, Vodafone o Northgate, y en domicilios particulares, donde Iberdrola también cuenta con acuerdos con la gran mayoría de marcas de automóvil para facilitar su instalación en la residencia de cada cliente.

En esta misma línea, y con el fin de facilitar la adopción del vehículo eléctrico, la estrategia de la compañía, con más de 50 acuerdos de despliegue de infraestructura de recarga, contempla la colaboración con los principales agentes implicados en la movilidad, desde administraciones a instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos.

El Plan de Movilidad Sostenible de Iberdrola fue pionero en el sector al ponerse en marcha en 2016. Hoy siete años después, su estrategia 2023-2025 contempla la inversión de 150 millones para la electrificación del transporte y la instalación de 110.000 puntos de recarga.

Quizás también te interese:  Iryo considera que los precios de la alta velocidad en España han tocado suelo

MÁS DE 500 AUTOBUSES

Asimismo, en su objetivo de lograr ciudades más sostenibles, Iberdrola ha decidido apostar por el autobús eléctrico y, con los proyectos ya ejecutados y en desarrollo, facilitará la recarga diaria de más de 500 autobuses eléctricos en la península ibérica.

En este sentido, la compañía recordó que colabora «desde hace tiempo» con ayuntamientos y operadores para ayudarles en su viaje de transición a la movilidad libre de emisiones. Entre los proyectos de electrificación de transporte urbano, destacan las actuaciones de Madrid (EMT, centro de operaciones de Carabanchel, Entrevías y Sanchinarro), Valladolid (Auvasa), Alcorcón (Arriva), Algeciras (Algesa), Elche (Avanza), Pamplona (TCC), Braga (TUB), Alicante (Vectalia), entre otros.