– Se mantiene la posición española sobre el Sahara de la que Marruecos se congratula

RABAT (MARRUECOS), 02 (SERVIMEDIA | May Mariño, enviada especial)

España y Marruecos avanzan en la «nueva etapa» de relaciones bilaterales basadas en la «confianza» y «lejos de acciones unilaterales o hechos consumados», sin hacer mención alguna a la soberanía de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla -territorios reivindicados históricamente por Marruecos- pero, a su vez, avanzando en la normalización de las fronteras entre ambos países.

En la inauguración de la reunión conjunta de las dos delegaciones participantes en la XII Reunión de Alto Nivel, el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, aseguró que se han «comprometido a la transparencia, a la comunicación permanente». «Recurriremos siempre al diálogo y no a los hechos consumados» y en base a ello se va «a evitar todo aquello que sabemos que ofende a la otra parte, especialmente lo que afecta a nuestras respectivas esferas de soberanía», apostilló.

En ese marco, en la declaración conjunta que puso el broche a la reunión se remarca el compromiso de ambos países de «perpetuar las relaciones de excelencia que siempre les han unido y reafirman su deseo de enriquecerlas permanentemente» y de dar «continuidad» por parte del de los dos países a la «nueva dinámica» basada «en los principios de transparencia, diálogo permanente, respeto mutuo y cumplimiento de los compromisos y acuerdos suscritos por ambas partes, y en la que los temas de interés común se abordan con un espíritu de confianza, lejos de acciones unilaterales o hechos consumados».

Tal es así que no aparece mención alguna a Ceuta y Melilla en los 74 puntos de la declaración conjunta, y solo se apunta al compromiso de los dos países de «poner en marcha una gestión moderna de los controles fronterizos», como una de las «lecciones aprendidas de la pandemia» de la covid-19.

Quizás también te interese:  Explorando las Mejores Tiendas de Alimentación en Santiago de Compostela: Lo Que Necesitas Saber

El otro punto que atañe a las dos ciudades autónomas es el «compromiso» que reiteran los dos países de la «plena normalización de la circulación de personas y mercancías de manera ordenada, incluyendo los dispositivos adecuados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo».

«Las partes tienen en cuenta las conclusiones de la prueba piloto del 27 de enero y continuarán esta serie de pruebas según el calendario acordado para superar cualquier posible eventualidad», si bien fuentes gubernamentales aludieron a «cuestiones de seguridad» para no ofrecer detalles sobre el calendario que, aseguran, se ha acordado entre los dos países.

Esta falta de concreción, y el hecho de que el pasado 27 de enero se realizara la prueba piloto del sistema, representa poco avance respecto al contenido acordado en la declaración conjunta España-Marruecos con motivo de la visita de Sánchez a Rabat del pasado abril invitado por el rey Mohamed VI, pese a que Sánchez afirmó este jueves que la «base sólida» de las relaciones se constata en el «alto grado de cumplimiento de todos los puntos de la Declaración Conjunta del pasado 7 de abril de 2022».

En dicho texto se decía que «la plena normalización de la circulación de personas y de mercancías se restablecerá́ de manera ordenada, incluyendo los dispositivos apropiados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo», en un momento en el que Ceuta carecía de aduana comercial y Melilla llevaba cinco años con la suya cerrada.

Entonces, fuentes diplomáticas y gubernamentales ahondaron en que ese reconocimiento fronterizo suponía un hito porque, implícitamente, reconoce que existe frontera terrestre entre España y Marruecos en los lugares actuales y eso es respetando Ceuta y Melilla como territorio español.

Quizás también te interese:  El PP subraya que "lo que más necesita" Castilla y León es "estabilidad" tras denunciar la actitud "irresponsable" de Gallardo

SAHARA

Precisamente, a esta declaración del 7 de abril se refirieron en varios momentos tanto Sánchez como el jefe de Gobierno marroquí, Aziz Akhannouch, quien hasta en tres ocasiones celebró delante de Sánchez el posicionamiento de España que en ella se recoge sobre el Sahara.

«España considera la iniciativa de autonomía marroquí, presentada en 2007, como la base más seria, realista y creíble para resolver este diferendo», recoge el texto que suscribieron los dos países en el marco de la visita de Sánchez al rey Mohamed VI. Lo hizo tanto en la cumbre empresarial celebrada la víspera de la reunión de los gobiernos, así como en la apertura de la reunión de alto nivel y en la declaración conjunta de clausura.

Por su parte, Sánchez no se refirió en ningún momento a este asunto y desde el Ejecutivo solo se ha asegurado que no ha variado en absoluto en estos meses ni va a variar tras esta reunión. Tal es así que en la declaración conjunta con la que cierra la cumbre se dice que, «en cuanto a la cuestión del Sahara Occidental, España reitera «la posición expresada en la Declaración Conjunta adoptada el 7 de abril de 2022, con motivo del encuentro entre SM el Rey Mohammed VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez».

HITO

Para el Ejecutivo español, esta primera Reunión de Alto Nivel de Marruecos y España en los últimos ocho años, cuando la periodicidad de estas citas debería ser anual, ha sido un «hito» no solo ya por su celebración sino por la numerosa delegación de cada país y por la veintena de acuerdos firmados.

Quizás también te interese:  Feijóo desliga al PP de los abucheos contra Sánchez y le reprocha no "respetar al primer partido de España"

Se lamentan en el Gobierno que la cita haya estado marcada mediáticamente por la falta de una audiencia del rey alauí a Sánchez porque se trata de una cita entre gobiernos donde «nunca» suele estar el rey y ensalzan la «buena relación» que Mohamed VI con el presidente del Ejecutivo español.

De esta manera, minimizan ese hecho con la tesis de que la audiencia hubiera sido una «foto más» de las que ya tiene Sánchez, recuerdan que ha sido de los pocos invitados por el rey para cenar con su familia en la ruptura del Ramadán -motivo de la visita de abril de 2022- y destacan que la llamada telefónica previa entre ambos concluyó con la invitación de Mohamed VI a una «muy pronta» visita oficial de Sánchez a Marruecos.

Desde Exteriores contrastan todo este contexto de las nuevas relaciones con Marruecos con la situación de crisis que había hace diez meses y subrayan todo lo logrado y materializado en esta cumbre entre gobiernos donde, por parte española junto a Sánchez, se desplazaron hasta 11 ministros.

(SERVIMEDIA | May Mariño, enviada especial)

02-FEB-2023 19:47 (GMT +1)

MML/clc

______________________________________

© SERVIMEDIA. Esta información es propiedad de Servimedia. Sólo puede ser difundida por los clientes de esta agencia de noticias citando a Servimedia como autor o fuente. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la distribución y la comunicación pública por terceros mediante cualquier vía o soporte.