MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

En España se pusieron en marcha en 2022 más de 900 ensayos clínicos, según datos del Registro Español de Estudios Clínicos (REEC), una cifra que va al alza y supera los niveles prepandemia, con especial foco en cáncer, las enfermedades neurológicas y del sistema inmunitario, según informó este jueves Farmaindustria.

Con motivo de la celebración el 20 de mayo del Día Internacional del Ensayo Clínico, la directora asociada de Investigación Clínica y Traslacional de Farmaindustria, Amelia Martín Uranga, subrayó que «estos estudios son una esperanza para los pacientes de hoy y van a permitir tener los fármacos del mañana».

Además, añadió, en los últimos años España ha afianzado su liderazgo en ensayos clínicos, lo que permite a los pacientes españoles acceder a tratamientos aún en investigación de forma temprana, y beneficiarse de sus efectos. En algunos casos, participar en un ensayo es su única opción terapéutica.

«Otra de las áreas donde más ensayos clínicos se han registrado es en las enfermedades raras. Uno de cada cuatro ensayos que se desarrollan en nuestro país ya son con medicamentos huérfanos, algo especialmente valioso si tenemos en cuenta que para la inmensa mayoría de patologías raras aún no existe tratamiento disponible», informó Martín Uranga.

De hecho, la industria farmacéutica juega un papel protagonista en este terreno, ya que financia el 86% de los ensayos clínicos y el 96% en el caso de las enfermedades raras, según los datos del REEC. En el caso de los estudios clínicos pediátricos, la industria promueve el 88% del total, una cifra que aumentó un 24% en 2022.

Quizás también te interese:  El puente traerá sol matutino, tormentas de tarde y más de 25 grados en media España

LIDERAZGO

Asimismo, desde Farmaindustria señalaron que el Sistema Nacional de Salud, la alta formación de los profesionales sanitarios y su compromiso con la investigación, un activo colectivo de pacientes, la sensibilidad de la Administración sanitaria, a través de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), y la fuerte apuesta por parte de las compañías farmacéuticas es lo que hace posible este liderazgo español en investigación clínica: los hospitales españoles participan ya en tres de cada diez ensayos que se realizan en Europa.

No obstante, los pacientes son, sin duda, la piedra angular para el desarrollo de nuevos tratamientos. Actualmente, unos 170.000 españoles están participando en algún ensayo clínico activo, según las estimaciones de la industria farmacéutica.

«La participación de los pacientes en los ensayos clínicos es una gran muestra de altruismo, solidaridad y generosidad, al tiempo que una esperanza y un beneficio para muchos de ellos», insistió Martín Uranga, quien añadió que «no se puede hacer investigación sólo para los pacientes, sino con los pacientes.

«Nuestro objetivo desde hace más de una década es trabajar con organizaciones de pacientes en actividades de I+D de nuevos medicamentos para mejorar su implicación, porque los pacientes deberían formar parte de todo el proceso de desarrollo de los que serán sus tratamientos. Los avances conseguidos nos demuestran que estamos en el camino correcto para seguir dando respuesta a sus necesidades», sostuvo.

En este sentido, Farmaindustria ha publicado en los últimos años sendas guías de recomendaciones para mejorar la participación de los pacientes en ensayos clínicos, una para adultos y otra para niños y adolescentes, que buscan asegurar una mejor experiencia para los pacientes y contribuir a orientar aún más la investigación a sus necesidades, lo que repercutirá en la calidad de la investigación.

Quizás también te interese:  España desaprovecha más del 80% del talento de los jóvenes con discapacidad, según Fundación ONCE