MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, anunció este jueves que el banco subirá el sueldo a toda la plantilla en España un 4,5%, sin incluir a los directivos.

Así lo dijo la máxima responsable del banco en la rueda de prensa para dar detalles sobre los resultados obtenidos por el Santander el año pasado, ejercicio que cerró con un beneficio histórico de 9.605 millones, un 18% más con respecto a 2021.

Botín anunció esta decisión «una vez que hemos visto» que el IPC general se situó en enero en el 5,8% y la tasa subyacente –que no contabiliza los productos energéticos ni los alimentos sin elaborar- escaló hasta el 7,5%.

Los sindicatos se habían movilizado hace unas semanas para exigir al banco que aplicara esta subida de manera real a toda la plantilla y no la compensara con la cláusula general de compensación y absorción, que faculta a la empresa a absorber estas actualizaciones a aquellas personas que tienen complementos voluntarios.

La patronal AEB -en la que se enmarca el Santander- y los sindicatos acordaron a finales del año pasado elevar los salarios del convenio sectorial del 1,25% inicialmente pactado al 4,5% para 2023.

MEDIDA EXCEPCIONAL

En una comunicación a los empleados conocida por Servimedia, el banco explicó que la subida no va a absorberse, «de forma excepcional en 2023», y se aplicará a todos los trabajadores sujetos al convenio de banca de forma íntegra en el salario de convenio. Según este comunicado, se percibirá en la nómina del mes de marzo con efectos retroactivos de 1 de enero de 2023.

El banco explicó que la medida se acomete «para compensar los efectos de la inflación» y «en reconocimiento al excelente trabajo realizado». «Es una decisión excepcional que el banco ha tomado de forma responsable y siendo consciente de que el aumento de la inflación afecta, en mayor o menor medida, a todos», concluye.

Quizás también te interese:  AXA plantea despedir a 179 personas en España, según los sindicatos

Por su parte, CCOO valoró «muy positivamente» la medida y destacó que «las reclamaciones y movilizaciones que convocamos el pasado 12 de enero han sido determinantes para que en estas últimas tres semanas se haya fijado el tipo de interés de las hipotecas para la plantilla en el 1,5% para los próximos 12 meses, se haya firmado el II Plan de Igualdad y, finalmente, se haya atendido a la reclamación formulada por escrito por CCOO el pasado 30 de noviembre, de aplicación íntegra del 4,5%».

«Otras entidades deben ser las que ahora tomen nota, no solo de la aplicación íntegra que ha anunciado el Santander, sino muy especialmente de la necesidad de articular medidas y negociaciones en materia de tipos de interés de préstamos a las plantillas», añadió el sindicato.

Desde UGT también se congratularon por la medida y dieron las gracias expresamente a la presidenta del Santander.