MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El Centro Nacional de Epidemiología (CNE) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) advirtió este jueves del aumento de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en España, por lo que remarcó la importancia de su estudio y vigilancia.

Los últimos datos del Centro Nacional de Epidemiología revelaron que la incidencia de diversas ITS en España aumentó en los últimos años, según los resultados de 2021.

De hecho, la tasa de infecciones por 100.000 habitantes en infección gonocócica aumentó más de un 19% entre 2010 y 2021; en el caso de la sífilis, creció un 8% entre 2014 y 2021, y la infección por clamidia subió un 18% entre 2016 y 2021.

La información procedente de la notificación individualizada mostró mayor afectación en hombres que en mujeres para todas las ITS, a excepción de la infección por ‘C. trachomatis’. Además, la mayoría de los casos se produjeron en adultos jóvenes, aunque se observan algunas diferencias según la enfermedad.

Otro aspecto a tener en cuenta son la complicaciones y secuelas de las ITS sino se realiza un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado. Entre sus complicaciones, puede producirse infertilidad y patologías como enfermedad inflamatoria pélvica, orquitis, epididimitis y cáncer en el caso del virus del papiloma humano (VPH).

TRATAMIENTOS

Además, muchas de estas infecciones favorecen la adquisición de una de las ITS más conocidas, la infección por el VIH, para la cual existe tratamiento pero no curación. La gran mayoría sí cuentan con terapias eficaces y algunas disponen incluso de vacunas. Sin embargo, en todas ellas es fundamental tanto la prevención como el diagnóstico precoz.

Quizás también te interese:  El insomnio crónico produce en España una pérdida de productividad laboral anual de 10.703 millones de euros

La investigación y la vigilancia de estas infecciones permitió mejorar su manejo de manera significativa en las últimas décadas, aunque estas infecciones suponen una importante preocupación para la comunidad científica y sanitaria. Las ITS, una vez pasada la infección, no dejan inmunidad, por lo que se pueden producir reinfecciones, alertaron desde el ISCIII.

También existe la posibilidad de infecciones mixtas, por lo que es necesario hacer un diagnóstico diferencial e identificar correctamente cada una de ellas. Uno de los principales problemas en el manejo de estas enfermedades son las resistencias antimicrobianas, que en ocasiones dificultan su tratamiento eficaz.

De hecho, estas enfermedades están incluidas dentro de la estrategia mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para su eliminación como problema de salud pública para el año 2030.

CONTROL Y VIGILANCIA

Asimismo, el Instituto de Salud Carlos III estudia las ITS desde diversos ámbitos. Por su parte, el Centro Nacional de Epidemiología dispone de una Unidad de Vigilancia de VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual, que coordina la monitorización de las cinco ITS sometidas a vigilancia epidemiológica en España: la sífilis, la infección gonocócica, la infección por clamidia trachomatis, el linfogranuloma venéreo y la infección por el VIH.

La gestión de la recogida de datos de estas infecciones se lleva a cabo por medio de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave). Las comunidades autónomas recopilan los casos producidos en sus territorios y los notifican al CNE-ISCIII, que realiza control de calidad de los datos y el análisis conjunto de la situación epidemiológica para toda España.