MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El Instituto de Turismo de España (Turespaña) celebró este lunes un encuentro de trabajo entre empresarios turísticos chinos y españoles, en el marco del Plan de Acción para la Recuperación del Turismo Chino que puso en marcha a comienzos de este 2023, tras el fin de la politica ‘cero covid’ ordenado por el Gobierno chino.

El evento contó con la participación de 50 profesionales del sector, 25 por cada uno de los países, con cerca de 600 reuniones bilaterales.

Por parte de China asistieron 25 turoperadores y agentes turísticos provenientes de las ciudades de Shanghái, Pekín, Cantón, Chengdu, Shenzhen, Xiamen y Hong Kong. Los 25 participantes españoles ha sido 10 Agencias Turísticas Integradoras Locales o DMC (Destination Management Company); 7 hoteles; 3 compradores de retail; 2 Museos y 3 asociaciones premium.

Este lunes también tuvieron lugar reuniones entre AENA y distintas compañías chinas, invitadas por WTA y Turespaña. Además, la delegación china tuvo la oportunidad de conocer lugares emblemáticos de la ciudad de Madrid y, posteriormente a este encuentro, visitarán otros destinos españoles para experimentar ‘in situ’ la oferta turística española.

«Con la pandemia», indica Miguel Sanz, director general de Turespaña, «el tráfico de turistas se suspendió y en estos momentos el objetivo es recuperar cuanto antes la dinámica de fuerte crecimiento del mercado chino en los años previos a la pandemia».

En 2019, visitaron España 700.000 chinos, que realizaron un gasto de 1.650 millones de euros, cifras que duplicaron las del 2016. El turista chino que visita España tiene una media de estancia larga, 8 días, con un gasto medio que llegó a alcanzar los 2.600 euros, el más elevado de todos los mercados emisores a España.

Quizás también te interese:  Repsol se mantiene como empresa más contaminante en España

El turista chino se interesa por las ciudades y el patrimonio cultural español, y sus viajes se reparten a lo largo del año. La tasa de repetición del viajero chino a España, según un estudio de Global Blue para Turespaña, era, además, en los años previos a la pandemia, de un 38%, un 10% superior a la media europea.

Para España, según Miguel Sanz, «el turismo chino tiene una gran importancia, no solo por el tamaño del país y el potencial del mercado, pues es uno de los primeros emisores del mundo, sino por los patrones de viaje del turista chino hacia España, que puede contribuir a una mayor diversificación, desestacionalización y distribución del turismo en nuestro país».