– Mantiene en el 2% la estimación para el siguiente ejercicio, frente al 3% que la economía mundial registrará en ambos ejercicios

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado la proyección de crecimiento macroeconómico de España para 2023 del 1,5% al 2,5% del PIB, a la vez que ha mantenido intacta en el 1,5% la previsión para 2024.

Así se recoge en el informe de actualización de perspectivas económicas que el organismo con sede en Washington DC publicó este martes, y que advierte de que el crecimiento mundial se estancará en el 3% tanto al cierre de este año como del siguiente, un avance «débil» en términos históricos.

No obstante, la revisión para España es positiva. De hecho, es la mejor previsión que se recoge entre los principales organismos nacionales e internacionales, ya que mejora las realizadas por el Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) –2,3% ambos–, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) –2,1%– y la Comisión Europea –1,9%–.

El FMI, que hasta ahora se había mostrado muy pesimista con España, achaca esta revisión al alza de un punto porcentual en «la mayor solidez» de los servicios y el turismo, y supera así también el augurio del Gobierno, que habla desde finales del año pasado de un crecimiento del 2,1%.

LIDERA LAS ECONOMÍAS AVANZADAS

España liderará así el crecimiento de las grandes economías europeas durante los próximos dos años. Francia crecerá un 0,8% en 2023 y un 1,3% en 2024, mientras que Italia sumará avances del 1,1% y del 0,9% para los mismos años. Por su parte, Alemania retrocederá un 0,3% este año para rebotar un 1,3% el siguiente.

Quizás también te interese:  España importó un 6% más de crudo en enero

Con todo ello, la eurozona crecerá apenas un 0,9% en 2023, aunque repuntará al 1,5% en 2024. El pronóstico se mantiene así en Europa «prácticamente sin cambios» en términos cuantitativos.

España también está a la cabeza en crecimiento económico para este año en la rúbrica de países avanzados destacados por el FMI, ya que supera a Canadá (1,7%), Estados Unidos (1,5%), Japón (1,4%) y Reino Unido (0,4%), así como la media de «otras economías avanzadas» (2%).

CONSOLIDACIÓN FISCAL «CREÍBLE»

No obstante, el organismo señaló que, «a pesar de las recientes sorpresas positivas del crecimiento, los riesgos plausibles continúan inclinando a la baja las perspectivas». Los factores que podrían zarandear las proyecciones son la inflación persistente, un endurecimiento de las condiciones financieras, una recuperación económica «deficiente» de China, un aumento de las tensiones por sobreendeudamiento y la posibilidad de que la economía mundial se divida en bloques en medio de la guerra en Ucrania.

Con ello, el FMI marca como prioridades para los gobiernos «derrotar» la inflación con una orientación monetaria «restrictiva», pero con «herramientas para preservar la estabilidad financiera cuando sea necesario» y políticas que refuercen la supervisión bancaria; además de acometer una consolidación fiscal «creíble» a medio plazo «para restablecer el margen de maniobra en el presupuesto y garantizar la sostenibilidad de la deuda».