– Fusionan las caras de los cuatro candidatos por IA a la presidencia «porque ninguno cuenta con los niños»

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El 87% de los niños en España no confía en la clase política y el 90% cree que los políticos no les tienen en cuenta en la toma de decisiones, según una encuesta de la ONG Educo. Por ello, presentan una campaña con las caras de los cuatro candidatos a la presidencia fusionadas mediante inteligencia artificial (IA) «que simboliza que todos los políticos se parecen porque ninguno tiene en cuenta a los niños».

Según los resultados de la investigación, el 87,1% no confía en los políticos. El porcentaje aumenta cuando se les pregunta por la implicación de los políticos con la infancia y juventud: el 90% de ellos afirma que la clase política no los tiene en cuenta cuando toma decisiones.

Los datos se hacen públicos un día antes del comienzo de la campaña para las elecciones generales del 23-J, Educo lanzó este jueves una campaña «que simboliza que todos los políticos se parecen porque finalmente ninguno tiene en cuenta a los niños y las niñas». Para ello, un motor de Inteligencia Artificial fusiona las caras de los cuatro candidatos a la presidencia de España (Pedro Sánchez, Alberto Núñez Feijoo, Yolanda Díaz y Santiago Abascal). La infancia piensa que son intercambiables, por eso pierden su verdadero rostro.

Para recuperar la propia identidad, la ONG propone a todos los partidos políticos que den la cara por la infancia. «Dar la cara por la infancia significa involucrarse y preocuparse por ella. Significa también incluir lo que los propios niños piden, que se los reconozca como agentes de cambio», explicó Macarena Céspedes, directora de Incidencia e Investigación Social de Educo.

Quizás también te interese:  Salud Mental España reunirá a activistas sociales y culturales para hablar de salud mental y jóvenes

Educo plantea distintas propuestas a todos los partidos para que den la cara y se comprometan a reducir la pobreza infantil y la desigualdad, así como a proteger a niños y adolescentes de la violencia. Para lograr ambas cosas, reclama aumentar la inversión en educación desde el 0,19 % del PIB actual al 0,44 % del PIB en 2025.

Para Pablo, de 12 años, participante en la campaña Activa la Escucha, «los políticos generalmente no nos toman en cuenta, porque creen que no es posible que digamos algo interesante; yo creo que, si a los niños se nos escuchara, habría muchas decisiones que cambiarían».

Como subrayó Céspedes, «es significativo y muy preocupante la gran desafección que hemos observado a través de la encuesta. Que desconfíen de la clase política, y, sobre todo, que consideren que no los tienen en cuenta, nos interpela como sociedad porque estamos dejando atrás a una parte muy importante de la ciudadanía que debería ser reconocida más y mejor por la clase que gobierna».

Añadió que una de las principales líneas de trabajo de Educo «es conseguir el empoderamiento de la infancia y que sean capaces de decidir sobre aquello que les afecta». La encuesta también revela que los niños consideran que «la educación de calidad debería ser una prioridad», por delante de la promoción del empleo, la lucha contra la violencia hacia la infancia, atender la salud mental, combatir la inflación o proteger el medio ambiente.

NIÑOS POR LA EDUCACIÓN

A pesar de ser una cuestión importante para los niños, el 92,7 % cree que los políticos no hacen lo suficiente por su educación, y piden sobre todo que se ocupen de que haya menos ‘bullying’ y otro tipo de violencias en el colegio. También reclaman que el profesorado este mejor preparado para enseñar.

Quizás también te interese:  El Gobierno propone un "documento base" para reordenar las enseñanzas artísticas

De la encuesta se desprende que un 67,6 % piensa que la clase política sólo escucha a la infancia y la adolescencia en periodo electoral; del 90% que considera que no se les tiene en cuenta, el 64 % afirma que el motivo principal es que no votan y no pueden hacer que ganen o pierdan. Además, prácticamente ninguno quiere ser político (el 94,5 %), de los cuales, un 83 % afirma que es porque no hacen lo que prometen.

Asimismo, la ONG pidió garantizar el acceso al comedor escolar, especialmente para la infancia más vulnerable, ya que sólo el 11,7 % recibe algún tipo de ayuda para poder ir, e instaurar una ayuda universal a la crianza de 100 euros mensuales por hijo e hija hasta los 17 años.

«Uno de cada tres niños y adolescentes vive en riesgo de pobreza y exclusión, es el colectivo con menos acceso a derechos básicos. Hablamos de 2, 6 millones, una cifra vergonzante que además nos sitúa en el segundo puesto del triste ranking de la pobreza infantil en toda Europa. La educación es clave para reducir estos datos», recalcó la directiva de Educo.