MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

Castilla y León y Navarra son las dos comunidades autónomas que lideran la prestación de servicios sociales en los últimos diez años, según puso de manifiesto este viernes la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

Lo hizo durante la presentación del Índice DEC 2022, un estudio que mide la situación y el desarrollo de los servicios sociales en España y por comunidades autónomas. En el acto estuvo presente el presidente de la asociación, José Manuel Ramírez; Gustavo García, coordinador del trabajo; la consejera de Servicios Sociales, Economía Social y Empleo, Carmen Maeztu, y la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco.

En su intervención, José Manuel Ramírez aseveró que «los servicios sociales después de 10 años han creado un sistema de protección social de derechos sociales», puesto que a pesar de que «se ha avanzado mucho en normativa y hemos avanzado mucho en la imagen de los servicios sociales, la cobertura sigue siendo la misma de hace 12 años», lo que resulta «terrible».

Del mismo modo, denunció que «los indicadores de atención a las personas mayores son los mismos que hace una década y está desapareciendo la Renta Mínima de Inserción en muchos territorios».

A pesar de ello, destacó que en los últimos diez años ha habido dos comunidades autónomas que sobresalen sobre las demás: Castilla y León y Navarra. También reconoció que otras dos: Canarias y Comunidad Valenciana son las que más han progresado en el mismo periodo de tiempo.

ÍNDICE DEC 2022

En la misma línea, Gustavo García señaló que «la normativa en materia de derechos sociales está bien, pero la práctica no va acompasada a la norma ni a los discursos», como lo atestigua que «miles de personas mueren sin ver reconocido su derecho a la dependencia». «Hay que reducir la retórica y aumentar la práctica», sugirió.

Quizás también te interese:  Fundación Mapfre convoca ayudas para investigación en salud y previsión social por 300.000 euros

Desgranando los datos del informe, deploró que todavía no se haya recuperado el gasto prepandemia en servicios sociales y alertó de que las plazas públicas de residencias de ancianos se mantengan «inalterables» desde 2019 «a pesar de lo sucedido en lo duro de la pandemia».

El desarrollo del Ingreso Mínimo Vital ha provocado, explicó Gustavo García, que haya un 20% menos de los receptores de la Renta Mínima en toda España. Únicamente han aumentado los preceptores de esta ayuda en La Rioja (+56%), Canarias (+19%), Navarra (+10%) y Comunidad Valenciana (+8%).

También llamó la atención sobre la desigualdad existente entre territorios a la hora prestar los servicios sociales, como lo ilustra que el gasto por habitante en esta materia en Extremadura sea un 65% superior al de la Región de Murcia o que el gasto en Canarias en relación con su PIB sea un 2,6% mayor que en la Comunidad de Madrid.

A su vez, arguyó que el porcentaje de personas que en Murcia reciben la Renta Mínima de Inserción es una centésima parte que la que la percibe en Navarra.

El informe también pone de manifiesto que La Rioja ha incrementado un 56% sus preceptores de Renta Mínima de Inserción; mientras que Murcia lo ha reducido un 62%.

Otros datos de intereses son que el porcentaje de plazas de residencias públicas para personas mayores es 4,4 veces superior en Castilla y León que en la Comunidad Valenciana; la Comunidad de Madrid ofrece una cobertura 17 veces mayor de servicios de ayuda a domicilio que Extremadura; la media mensual de ayuda a domicilio es 4,5 veces mayor en Extremadura que en Navarra; y Baleares, Castilla y León y Castilla-La Mancha son los territorios que más sobresalen por su eficiencia.

Quizás también te interese:  Un juzgado de León reconoce como nulo el despido de un camarero por ser gitano

CASTILLA Y LEÓN Y NAVARRA

El acto tuvo como colofón la entrega de sendos galardones a Castilla y León y Navarra por ser las dos comunidades que mejor han gestionado los servicios sociales en la última década, según la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

En nombre de Castilla y León, su consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, agradeció el reconocimiento y llamó a «actualizar los servicios sociales a los retos que van surgiendo, como la figura del asistente personal».

Por Navarra, su consejera de Servicios Sociales, Economía Social y Empleo, Carmen Maeztu, agradeció la distinción y afirmó que «la mirada larga de la democracia» ha permitido que haya habido un «compromiso de las fuerzas políticas y de la sociedad en considerar en considerar que el estado del bienestar es una política fundamental y una prioridad» en su comunidad autónoma. A pesar de ello, reconoció que «tenemos que mejorar la atención a domicilio».