MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

Canarias, Murcia y Andalucía presentan las tasas más elevadas de diabetes de toda España, según datos extraídos de la Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (Bdcape) y analizados por la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Canarias es la comunidad autónoma que encabeza esta lista, con una tasa bruta del 8,63%; seguida de Murcia, con un 7,89%; y Andalucía, donde un 7,13% de la población presenta esta patología. Según la Federación Española de Diabetes (FEDE), esta elevada prevalencia «hay que entenderla en paralelo a las elevadas cifras de obesidad» que se registran en estas mismas autonomías.

Andalucía, Región de Murcia e Islas Canarias poseen, junto con el Principado de Asturias, las cifras más altas de sobrepeso de España, con un 19,7%, un 19,1% y un 17,5% respectivamente, según datos del Ministerio de Sanidad.

Además, y como señalan diferentes estudios, toda una serie de condicionantes sociales y económicos de la salud afectan a estas cifras, como pueden ser el Producto Interior Bruto (PIB), el nivel de estudios o el género.

En este sentido, Andalucía e Islas Canarias son las que generan el menor PIB per cápita en euros, según datos del INE de 2021. Por su parte, Murcia cuenta también con un PIB muy por debajo de la media, por detrás de Extremadura, Castilla-La Mancha y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

BRECHA NORTE-SUR

Según el Atlas de Distribución de renta de los Hogares publicado por el Instituto Nacional de España (INE), la brecha entre el norte y sur de España es clara: en 2020, la menor renta neta por habitante (de 5.539 a 9.652 euros) quedaba distribuida en las comunidades de Murcia, Andalucía y Canarias, a las que se sumaban Extremadura y Castilla-La Mancha.

Quizás también te interese:  Ford España y Fundación ONCE presentan el primer simulador de automovilismo virtual adaptado

Las cifras económicas se plasman, explicó FEDE, en la salud y en el estilo de vida de las personas. «Un menor poder adquisitivo, por ejemplo, conlleva un acceso más reducido a una dieta saludable; y un nivel educativo bajo está relacionado con la brecha digital y un menor acceso a recursos educativos y formativos en salud».

Por ejemplo, la diabetes tipo 2 tiene una fuerte dependencia de los hábitos de vida individuales. Por ello, la Federación Española de Diabetes (FEDE) recordó la campaña ‘Más Que Diabetes. Determinantes sociales’, que busca concienciar a pacientes, ciudadanía y Administración Pública sobre la enorme importancia de estos factores para crear estrategias públicas preventivas para la salud.