MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

Un total de 14 organizaciones de la sociedad civil reclamaron este lunes al Gobierno que aproveche que España asumirá el próximo 1 de julio la Presidencia del Consejo de la UE para auspiciar un pacto europeo sobre migración y asilo que asiente los derechos humanos.

Lo hicieron a través de un comunicado emitido con motivo de la conmemoración mañana del Día de Europa en el que alertaron de que el proyecto de este pacto que todavía se encuentra en estado de negociación «puede tener graves consecuencias en materia de derechos humanos».

Explicaron que las propuestas que se están debatiendo actualmente «refuerzan un sistema migratorio basado en la disuasión, el control y la devolución de las personas migrantes y refugiadas que consiguen llegar a las fronteras europeas, poniendo en grave riesgo su vida, seguridad y dignidad».

También, desde su punto de vista, «refuerzan un sistema migratorio basado en la disuasión, el control y la devolución de las personas migrantes y refugiadas que consiguen llegar a las fronteras europeas, poniendo en grave riesgo su vida, seguridad y dignidad».

A su vez, «hace una apuesta insuficiente por aumentar las vías legales y seguras para acceder a la protección internacional y para establecer un reparto verdaderamente equitativo que garantice una acogida digna de las personas, desde una perspectiva de infancia y de género».

Por todo ello, estas 14 ONG arguyeron que España debe aprovechar la asunción de la Presidencia del Consejo de la UE para «adoptar un papel clave y activo en las negociaciones del nuevo Pacto Europeo de Migración y Asilo».

En ese sentido, aseveraron que «España debe impulsar los acuerdos necesarios para lograr una política migratoria europea que se asiente sobre el pleno respeto de los derechos humanos y defienda los principios de solidaridad y responsabilidad compartida».

Quizás también te interese:  Arranca el crowdfunding para grabar un largometraje sobre el Mieloma Múltiple

En este contexto, resaltaron la importancia de «reforzar los mecanismos de solidaridad con un modelo basado en reubicaciones obligatorias desde países fronterizos europeos»; «frenar el avance de los procedimientos de asilo y retorno acelerados en las fronteras, garantizando un tratamiento individualizado y con plenas garantías de las solicitudes de protección internacional»; y «oponerse a la derogación de la Directiva de Protección Temporal y rechazar el concepto de ‘instrumentalización’ de la migración».

Del mismo modo, conminaron a «garantizar el respeto de los derechos fundamentales en las fronteras exteriores de la UE y cumplir con las leyes marítimas e internacionales existentes» y «potenciar las vías legales y seguras para migrar y acceder a la protección internacional».

Las 14 organizaciones firmantes son las siguientes: Andalucía Acoge, Amnistía Internacional, Alianza por la Solidaridad -ActionAid Spain, Asociación Rumiñahui, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Convive-Fundación Cepaim, Entreculturas, la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo-España, Médicos del Mundo, Movimiento por la Paz, Médicos sin Fronteras, Oxfam Intermón, Red Acoge, Salud por Derecho y Save the Children.