MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

Vox considera que el PSC profundizará en su «traición» a España ayudando a que se mantenga en el poder el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que se ha quedado en minoría en el Parlamento autonómico tras abandonar Junts el Gobierno de coalición que formaba con ERC.

Así lo aseguró este lunes el vicesecretario de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, quien compareció en rueda de prensa junto a la viceportavoz de este partido, Patricia Rueda, tras la reunión de la dirección de esta fuerza política.

Sobre la designación por parte de Aragonès de nuevos consejeros en sustitución de los de Junts que abandonan el Gabinete, Buxadé llamó al actual Ejecutivo nacionalista a «disolverse».

Al mismo tiempo, dijo que a Vox le preocupa «mucho» que el PSC y su líder, Salvador Illa, «se hayan entregado al separatismo» para «garantizar» que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, puede aprobar los Presupuestos de 2023 y continuar en La Moncloa «durante un año más».

Añadió que un eventual apoyo del PSC a Aragonès para mantener su Gabinete no sería una «traición consumada», ya que por parte de los socialistas catalanes «la traición ya se consumó hace mucho tiempo». Destacó que la realidad es que los independentistas «siguen en el golpe institucional» y esto es algo que hay que «denunciar».

«ÍMPETU» DE VOX

Por otra parte, sobre el encuentro Viva 22, que Vox celebró este fin de semana en Madrid, Rueda señaló que fue un «éxito» y demostró la «fuerza» que tiene su partido y que no deben temer «a nada ni a nadie».

Quizás también te interese:  León acogerá la conferencia europea que abrirá la vertiente parlamentaria de la Presidencia española de la UE

A este respecto, Buxadé apuntó que este encuentro fue un «magnífico éxito» y puso de manifiesto el «ímpetu» que tiene Vox como organización. A este respecto, agradeció el respaldo de dirigentes internacionales y «muy especialmente» del expresidente de EEUU Donald Trump, que envió un video de apoyo.

Buxadé añadió que el encuentro de este fin de semana demuestra que Vox no está en crisis, como lo prueba que haya planteado el proyecto ‘España decide’. Se trata de un plan para celebrar referendos sobre la orientación de determinadas «políticas públicas», como la crisis energética, las leyes de género o si la educación debe depender del Estado y no de las autonomías.

En cuanto a la posibilidad de que el PP apoye estos referendos, señaló que «el sentido común se va a imponer» y que los populares se han sumado ahora a buscar la «soberanía energética», que era algo que Vox reclamó hace meses.