– El informe advierte de que no habrá igualdad de género en la Unión Europea hasta dentro de tres generaciones

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

España ocupa el sexto lugar en el índice Europeo de Igualdad de Género 2020 con 74,6 puntos sobre 100 en el informe, la misma posición que en 2019, cuando obtuvo 73,7 puntos. Estos datos sitúan a España 6 puntos por encima de la media europea, que es de 68,6 puntos, con un máximo de 83,9 correspondiente a Suecia y un mínimo de 53,4 correspondiente a Grecia, según informó este lunes el Ministerio de Igualdad.

A pesar del avance de España en Igualdad, ya que desde el año 2010 ha aumentado 8,2 puntos en esta materia, la conclusión del estudio es que con estos datos no habrá igualdad de género en la Unión Europea hasta dentro de tres generaciones.

El Índice se mide a partir de los indicadores de Trabajo, Dinero, Conocimiento, Tiempo, Poder y Salud, y España obtiene puntuaciones muy elevadas, superiores a la media europea, en los dominios de Poder, Conocimiento y Salud; mientras que su posición es más modesta en los indicadores que miden Trabajo, Tiempo y Dinero.

Aunque la mayor puntuación la obtiene España en Salud (91,7), los mayores ascensos los ha experimentado en Poder (80,6) con 23,4 puntos más que la media europea, que se sitúa en los 57,2. La puntuación en este indicador representa un incremento de 3,7 puntos en un año, situando al país en tercera posición.

Ello se debe, según Igualdad, al aumento del número de mujeres en los consejos de administración de empresas cotizadas o como miembros de los bancos centrales, además de haber aumentado su participación en organismos públicos de investigación, en corporaciones de radiodifusión pública y en organismos olímpicos nacionales.

Quizás también te interese:  España rechaza la violencia desatada en el campo de refugiados palestinos de Yenín

En contraposición, la peor nota es en el apartado Dinero, referido a los «recursos financieros» y la «situación económica», y Tiempo, relativo al «desempeño de actividades de cuidado» y al «tiempo dedicado a actividades sociales». En la primera ocupa el número 16 y en la segunda el número 14, ambos por debajo de la media europea.

Son indicadores que muestran que siguen siendo las mujeres las que asumen mayores responsabilidades en el cuidado de la familia y el hogar. Con respecto a las labores domésticas, las mujeres que se ocupan de ellas son el doble que los hombres.

Por último, la puntuación de España se ha estancado en el ámbito del Trabajo (– 0,1 puntos con respecto al año 2019), con un retroceso de 0,8 puntos en el subámbito de la participación. Como resultado de ello, la clasificación de España ha caído del puesto 21 al 23.