– Serán más ‘europeas’ y más pegadas a la Universidad para «saldar una deuda histórica» con el sector

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El secretario de Estado de Educación, José Manuel Bar, y el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, presentaron este martes un «documento base» para impulsar la futura Ley de Enseñanzas Artísticas, norma con la que el Gobierno busca adecuarse al entorno europeo y abrir fórmulas para implantar estas formaciones en la Universidad y en el ámbito internacional.

Ese borrador de la futura ley, indicó Bar en un encuentro informativo en la sede del Ministerio de Educación, se concreta en 30 propuestas. Esos puntos abordan los ámbitos de las enseñanzas, el alumnado, el profesorado, los centros, la relación con la universidad y también con la Formación Profesional. Las enseñanzas artísticas, agregó, son «muy diferentes» y están estructuradas en tres niveles: elementales, profesionales y superiores.

Este documento inicial ha sido presentado a sindicatos y administraciones y es fruto de un diálogo «abierto y flexible» y «con todos los sectores», diálogo «que no culmina», subrayó para atajar situaciones en el sector como la gran cantidad de interinos y profesionales contratados a tiempo parcial que hay en el ámbito de estas enseñanzas y la autonomía pedagógica de los centros.

Según el calendario que maneja el Gobierno, se tiene «la aspiración» de que la ley «se complete» en esta legislatura, por lo que el Consejo de Ministros la podría remitir al Congreso la próxima primavera.

Bar también expuso que la futura legislación saldará una «deuda histórica» con el sector de las enseñanzas artísticas y que desde la Logse (la ley educativa de la etapa de Rodríguez Zapatero) «ha tenido poco desarrollo». «En 32 años no había habido una regulación en serio de estas enseñanzas», lamentó. Además, «es un imperativo de la Lomloe, que da un plazo de dos años para regular estas enseñanzas», dijo, aunque apuntó que «lo que más importa» al Ejecutivo «es el propio sector», por lo que llevan tiempo con «diálogo muy intenso» y reuniones «con infinidad de colectivos, asociaciones y sindicatos para escuchar lo que querían».

Quizás también te interese:  Nueve muertos en carretera este fin de semana en España

ENSEÑANZAS SUPERIORES

El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, se refirió a cómo la normativa afectará al ámbito de las enseñanzas superiores (recogidas en las medidas de la 23 a la 27 del borrador) y avanzó que tendrán que trazar, por ejemplo, cuál tendrá que ser el papel de las agencias de acreditación y evaluación, la adecuación con los estándares internacionales y cómo será la investigación en las enseñanzas artísticas.

La agrupación de universidades asociadas en ‘campus de las artes’, los estudios de doctorados y otra serie de actuaciones tendrán que ir tratándose a partir de este documento básico, «con un diálogo entre todos los actores», insistió.

El nuevo marco normativo afectará a más de 22.300 profesores de enseñanzas superiores (17.600 del sector público). La mayoría imparten música (14.700, 11.500 de ellos en centros públicos); artes plásticas y diseño (unos 5.400, 4.400 en la privada); danza (unos 1.300, más de mil en la pública) y arte dramático (casi 700, de los que más de 550 dan clase en centros públicos). Según cálculos del Gobierno, en esas enseñanzas superiores hay unos 30.000 alumnos.

A ellos habría que añadir los profesores y alumnos que cursan enseñanzas artísticas en centros de todo tipo, desde pertenecientes a ayuntamientos y diputaciones provinciales a los de entidades privadas.